Artículos de Interés
Articulo hazlo tu mismo
#Finanzas
Invertir en tierra, invertir en Yucatán

La  tierra como tipo de cambio

Hablar hoy de la tierra como un tipo de cambio, parte de la idea de que “los bienes son para curar males”, así nos explica Alejandro Granja Peniche, director holístico de Grupo Colorines, quien destaca que “la tierra o un bien inmueble, ante cualquier situación complicada, puede generar un ingreso de manera rápida, y al hablar de la tierra como una herramienta de inversión, hablamos de una inversión segura”, afirma.

En cualquier lugar, cuando una persona solicita un préstamo, un crédito y te preguntan por una garantía, los bienes inmuebles –es decir, las propiedades, los terrenos, las casas y el oro– se convierten en esa garantía universal. Esto se debe a que la tierra no pierde valor.

“Cuando hablamos de la tierra como una herramienta financiera, como una herramienta de inversión, como el nuevo tipo de cambio, no es algo muy disparatado, es una realidad y más en los últimos años con el aceleramiento de las ciudades y el crecimiento poblacional, que han hecho que la tierra sea un tipo de cambio que aumenta su valor, es un activo que, en muchos lugares, crece más que la inflación”, apunta Granja Peniche.

En Mérida, Torreón, Ciudad del Carmen, Tijuana y Cancún la tierra es un activo que cada año se está revalorizando más. En México, hay ciudades que están subiendo sus precios del suelo y de los terrenos más que otros, y mucho de esto depende de la etapa en la que se encuentren.

Un terreno es un bien que no se afecta ante la inflación y adquiere valor con el paso del tiempo, gracias a la plusvalía de la zona en la que se encuentra.

Toda inversión en terreno resultará en dinero, incrementándose cada vez más a través del paso del tiempo, sin la necesidad de que el inversionista se inmiscuya o tenga que utilizar más tiempo del requerido.

Location, Location: Yucatán

Al invertir en un terreno, generamos una extensión de nuestra economía mientras adquirimos un bien que nos servirá para el futuro a mediano y largo plazo. Con esto en mente, sabemos que la ubicación es un factor importante para que tu dinero se encuentre seguro, en crecimiento y rindiendo frutos constantemente; invertir en el lugar correcto será el motor que impulse tu crecimiento y el de todos tus proyectos.

Los terrenos son heredables y puedes dejar un legado a tu familia. Al inicio no tienes que pagar mantenimiento ni servicios, lo que te permite adquirirlo de forma más cómoda, mientras planeas la construcción de tus sueños.

Las inversiones en terrenos son altamente redituables; la tasa de retorno de inversión de un terreno en una zona en crecimiento –como son las zonas alrededor de Mérida, Yucatán– puede ser entre 17% a 20% anual con una baja inversión inicial, por lo que hay un bajo riesgo y un alto rendimiento; es decir, se convierten en proyectos de vida que crecen según la medida de tus sueños, y garantizan tu seguridad económica, brindándote la posibilidad de conservarlo o venderlo después, según sea tu elección.

Yucatán ofrece a sus inversores un alto potencial económico, impulsado principalmente por el turismo. En 2019, Mérida recibió a 3.2 millones de turistas (21.9% más que 2018) y se construyeron 13 hoteles nuevos para poder afrontar el crecimiento de la demanda de turismo nacional e internacional. Hoy, además de recibir turistas por vías aéreas, también les da la bienvenida mediante vía marítima con la renovación del puerto principal del estado: Puerto Progreso, hecho que ha favorecido a que compañías como Disney consideren a Yucatán como un punto atractivo para la llegada de cruceros, por ejemplo.

Por otro lado, las condiciones que rodean una inversión en Yucatán son diversas; el panorama es amplio y el futuro prometedor, gracias a que el crecimiento del estado ha sido ordenado, efectivo y evidente en zonas estratégicamente creadas para no afectar el ecosistema y la vida cotidiana de los ciudadanos.

Un ejemplo de esto es el desarrollo del Parque Industrial Hunucmá, que conecta a la ciudad de Mérida –ubicada a tan sólo 15 minutos– gracias a modernas y amplias autopistas. Esta edificación es la sede de las más importantes empresas y fábricas en México.

En el apartado de generación de energía, el Gasoducto Makayán y el Parque Eólico Progreso son dos claros ejemplos de desarrollo en la región. El primero provee de gas natural a los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche y Yucatán desde 1999. Tiene la intención de ampliar la capacidad existente del transporte de combustible a través de su ducto, extendiéndose hasta la ciudad de Cancún, Quintana Roo, con una inversión de más de MXN $1,750 millones.

Mientras que el segundo, tras una inversión de 155 millones de dólares, cuenta con 90 MW de capacidad instalada de generación de energía eléctrica, que producirá más de 303 GW/H al año en los próximos 30 años, lo que permitirá a la entidad contar con 50% de su consumo con electricidad limpia.

También debemos incluir la ampliación del Aeropuerto Internacional de Mérida Manuel Crescencio Rejón, cuya remodelación cuenta con una inversión de MXN $2,500 millones con el objetivo de aumentar la capacidad de tráfico de pasajeros hasta 135%, ya que pasará de recibir 2 millones a 4.7 millones de pasajeros.

 Por último, pero no menos importante, Yucatán es sinónimo de calidad de vida; su capital, Mérida, es sinónimo de seguridad:

Todos estos ejemplos y cifras presentadas refuerzan las posibilidades que la entidad ofrece, siendo un punto atractivo para empresas e inversionistas nacionales y extranjeros.

 

Comparte:

Casa en venta Aguascalientes | Terrenos en venta Aguascalientes | Venta de casas en Aguascalientes | Casas nuevas en Aguascalientes | Bienes raíces Aguascalientes